Entérate Cuando Prescribe una Deuda con Hacienda

Según responde en el artículo 66, la Ley General Tributaria permite un límite máximo para exigir el abono de las deudas impositivas que fueron liquidades y auto-liquidadas. 

¿Entonces cuando prescribe una deuda? El tiempo máximo es de cuatro años desde el siguiente día al culminar el período que se conoce como voluntario, esto claro, siempre que durante ése lapso no haya actuaciones por parte del interesado ni de la Administración. 

La nueva ley conocida como de “Segunda Oportunidad” hace que las deudas nunca caduquen ni prescriban y comprometen al deudor a la dación en pago (entregar un bien para saldar esta mora), bajo ciertas condiciones. 

Una vez que se entregan todos los bienes, tanto particulares como empresarios endeudados, pueden llegar a quedar exonerados de la mora que todavía quedará pendiente, pero con ciertos requerimientos. Hacienda y Seguridad Social no la perdonan, hay que pagarlas tarde o temprano. También se deberán asumir todas las deudas que sean por alimentos, que se fijan comúnmente en divorcios.

 Algo para destacar es que durante el lustro venidero a la exoneración por la deuda, ésta podría ser revocada a pedido de los acreedores, si en ése lapso se llegara a verificar que se han ocultado ciertos ingresos o el deudor obtiene una mejora financiera sustancial. 

Author: Blog Fundacion Banco Santander

Share This Post On